El lugar está ubicado en cercanías al barrio Cristo Rey. 200 efectivos mas la presencia de una cuadrilla de Secheep y la línea 102, trabajan para liberar el campo.
En las primeras horas, unidades policiales del área metropolitana y divisiones especiales, se encuentran trabajando en un campo de 3 hectáreas, que fue usurpado el 25 de agosto de este año.
Al comenzar con el oficio judicial de desalojo, el personal se dividió en varios grupos dirigiéndose hacia calle Martina, otros hasta las calles Taco Pozo y Ciervo Petiso, siendo estas arterias las que delimitan el predio usurpado.
Agentes del Departamento Rural Metropolitana, COM y Caminera, custodian el perímetro policial sobre las calles adyacentes, mientras que personal de Drogas, Investigaciones, Prensa y Comunicación Social, Infantería, Inteligencia Criminal, Bomberos, Comunicaciones e Informática, Medicina Laboral y de las Comisarias Primera, Segunda, Octava, Novena, Décima y Duodécima, colaboran con el desarme de las 150 casas precarias.

Hasta el momento, la diligencia judicial transcurre con total normalidad, siendo las familias desalojadas asistidas por la Línea 102 y el Subsecretario de Abordaje Territorial Gustavo Olivello.
Asimismo, operarios de Secheep llevan a cabo sus tareas pertinentes, desconectando las conexiones clandestinas; cabe mencionar que al finalizar el campo será entregado en custodia nuevamente a su dueño, de acuerdo a lo indicado por la Fiscalía N° 5 de la Dra. Nélida Villalba. –

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here