Se trata de una cadena reconocida de un empresario amigo de Bolsonaro quien estuvo presente en el evento e interactuó con empleados y clientes sin usar barbijo ni respetar la distancia social.

El evento se llevó a cabo este sábado en Belén, capital del estado de Pará. La ciudad tuvo que cancelar la tradicional procesión del Cirio de Nazaret, la fiesta religiosa más importante, que estaba programada para este domingo. Las imágenes rápidamente circularon por las redes sociales por la multitud que se observa ingresando precipitadamente al shopping para aprovechar las rebajas por la apertura.

La Secretaría de Salud Pública de Pará culpabilizó al municipio de Belén de no fiscalizar el lugar y aseguró que enviaron una patrulla sanitaria tras la aglomeración. El propietario de la cadena es Luciano Hang, un público defensor de Jair Bolsonaro, quien varias veces ha minimizado los efectos del virus mundial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here