En el día de la fecha se conoció la triste noticia del fallecimiento del compañero Juan Carlos Villalba, contagiado de COVID-19, quien se desempeñaba en la Dirección General de Limpieza de la Municipalidad de Resistencia, dependencia convertida hoy en un foco de contagio incontrolable.

Lunes 12 de Octubre, 2020

BUSCAR
INICIO LOCALES
El STM lamenta una nueva muerte por Covid-19 que enluta a la familia municipal y llama a la reflexión
En el día de la fecha se conoció la triste noticia del fallecimiento del compañero Juan Carlos Villalba, contagiado de COVID-19, quien se desempeñaba en la Dirección General de Limpieza de la Municipalidad de Resistencia, dependencia convertida hoy en un foco de contagio incontrolable.

12 de Octubre, 2020

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia lamentamos profundamente esta enorme pérdida y acompañamos a su familia en este difícil trance que le toca atravesar a consecuencia de esta maldita pandemia.

Al mismo tiempo, como viene haciendo desde hace tiempo nuestro Secretario General Jacinto Sampayo, llamamos a la reflexión a la sociedad para que tome conciencia de la gravedad de la situación, y que entienda que quienes más expuestos se encuentran son los trabajadores esenciales, entre los que se cuentan los recolectores de residuos, héroes anónimos que nunca recibieron aplausos, reconocimiento económico ni bono alguno, siendo lastimosamente ignorados pese a los valioso de su trabajo diario.

A los compañeros le decimos que tragedias como estas son las que nos deben unir con más fuerza que nunca, estos dramas son los que nos muestran que de un lado estamos los trabajadores, y del otro la patronal, desgraciadamente no todos tenemos los mismos intereses. No se mueren funcionarios, se mueren compañeros que están en la primera línea de la trinchera.

A principio de esta pandemia desde esta organización sindical advertimos públicamente, pero al mismo tiempo actuamos, mediante la presencia de un escribano público, porque el Ejecutivo Municipal no dotaba a los trabajadores de los elementos sanitarios necesarios para proteger la salud de los compañeros.

Se entregaba equipamiento que sólo servía para la foto y para la publicidad en los medios de comunicación, pero que a los fines prácticos era absolutamente inservible, no sólo por su escasa utilidad sino también por su calidad. No quisimos ser agoreros, pero infortunadamente el tiempo nos dio la razón.

La partida del compañero Juan Carlos Villalba es irreparable, pero si alguna vez el Ejecutivo Municipal se digna a escuchar nuestras propuestas e intenta no actuar como un gobierno autista, todavía estamos a tiempo de evitar más pérdidas humanas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here