Funcionarios del Municipio de Resistencia destacaron el correcto funcionamiento del sistema de drenaje durante la tormenta de lluvia y viento que se dió en las primeras horas de este lunes. Para esto el Municipio llevó adelante un operativo para controlar el funcionamiento de los sistemas de drenaje y trabajar en el mantenimiento integral. El balance en general fue positivo ya que los desagües funcionaron correctamente y no se produjeron anegamientos.

Todos los equipos de la Secretaría de Servicios Públicos fueron afectados a los distintos operativos para brindar, en el menor tiempo posible, la solución a los pedidos de emergencia solicitados.

Al respecto, el titular de esta dependencia municipal, Claudio Westtein, dijo que “no tuvimos muchos reclamos, salvo algunos casos puntuales, pero que respondían a otras situaciones”.

“Recorrimos las zonas donde se ejecutaron los trabajos de desagües principales, secundarios, bocas de tormenta, cámaras y todo funcionó muy bien. De hecho, no quedó agua acumulada”, agregó, pero aclaró a la vez que “hubo un poco de acumulación en el momento de las precipitaciones en algunos lugares y por los niveles que tenemos en el macrocentro, que es una cuestión recurrente, pero se normalizó y escurrió perfectamente”.

Reconoció que “todos los trabajos que se hicieron funcionaron de manera correcta, pero observamos algunas tapaduras por acumulación de residuos en los desagües que limpiamos semanas antes, por lo que deberemos repetir el trabajo de refuncionalización”.

Westtein añadió que el fuerte viento produjo la caída de algunos árboles, debiendo intervenir en el retiro de los mismos y limpieza del sector para el despeje de ramas.

Sobre los detalles de los trabajos, Luis Alonso, subsecretario de Servicios, dijo que trabajaron bien los sistemas de desagües, en especial en la zona que abarcan las avenidas Soberanía Nacional e Islas Malvinas, hasta el Canal 16.

Pero destacó que se generaron algunos inconvenientes en el sector suroeste, entre la calle Isaías y colectora este de la ruta nacional 11 debido a que la construcción de la autovía provocó el cierre de conductos.

También en el sector norte se efectuó un trabajo de saneamiento integral como ser en las chacras 101 a 105, en los barrios Bancarios Norte y Mapic, Caraguatá, Judiciales I y II, Felipe Gallardo, Tribunal de Cuentas, Lapacho, U.O.M. y en las avenidas Juan Manuel de Rosas y Martina, Coronel Falcón hasta ruta 11, con drenaje hacia la cuenca del Arroyo Ojeda.

“Por la forma que llovió no hubo acumulación de agua a pesar que siguen existiendo problemas estructurales muy importantes”, consignó.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here