El contado con liqui arrancó con un alza de 4% y ahora aumenta 2%. El viernes habían bajado por la presión sobre las agencias bursátiles.

En la apertura del mercado de este lunes, el dólar blue abrió en $ 195, el mismo nivel en el que cerró el viernes. Sin embargo, a los pocos minutos bajó un peso en las cuevas de microcentro y llegó a $ 194. La semana pasada había tenido una escalada de 17 pesos.

En la city porteña están a la expectativa de que el Gobierno vuelva a echar mano a los recursos que usó en el cierre de la semana pasada para frenar la escalada de los dólares financieros.

En la primera hora de la rueda lo que está ocurriendo es que tal como pasó en los últimos días, los organismos oficiales, como ANSeS y el Banco Central, salen a vender bonos para forzar la baja del contado con liqui. Así, la suba se recortó de 4% a 2%.

El contado con liqui arrancó con un alza de 4 y ahora aumenta 2% que lo lleva a $ 172,2. Mientras que el dólar MEP, que permite comprar divisas a través de la bolsa porteña, abrió en $ 159, un repunte de 2,5%.

En las ruedas anteriores, el recurso de salir a “reventar” títulos públicos lo guardaban para el cierre de la rueda, para lograr una caída marcada en el final que bajara la temperatura. Pero esta vez la intervención fue apenas pasada la apertura.

El viernes desde la Comisión Nacional de Valores (CNV) salieron a pedirles a las agencias bursátiles que se abstuvieran de operar en el mercado del contado con liqui (CCL), la operatoria que permite sacar divisas del país a través de transacciones con bonos. Esto hizo que el CCL se desinflara y bajara 13 pesos desde 181, el récord que había tocado el jueves.

Por el lado del blue, a mitad de semana hubo diversos operativos en cuevas para frenar la suba. El efecto duró solo unas horas: el viernes saltó 5 pesos y quedó a las puertas de los $ 200.

Este lunes las operaciones en el mercado informal son pocas: ante la incertidumbre, los compradores están paralizados y los tenedores de billetes prefieren atesorar antes que salir a vender. 

Con la brecha cambiaria ya en 150%, la escalada de los dólares alternativos deja al mercado sin precios y la parálisis empieza a extenderse en la economía.

Para revertir la incertidumbre, el ministro Martín Guzmán prepara para mañana martes una emisión de bonos en pesos atados a la cotización del dólar oficial más una tasa de interés. Con esto busca bajar las expectativas de devaluación y a la vez ofrecer alternativas en pesos que atraigan a los inversores y le quiten presión al mercado cambiario.

Este lunes, el dólar mayorista abrió con una suba de seis centavos, que lo lleva a $ 78,21. En el mercado minorista, la apertura llega a $ 83,82. Esto ubica al dólar ahorro, con los impuestos y recargos incluidos, en $ 138,30.

Por su parte, el riesgo país, el indicador de JP Morgan que mide el sobre costo que debería pagar Argentina si pudiera emitir deuda, sube 0,8%, a 1437 a puntos básicos.

Por su parte, el Merval arranca con una caída de 1,5%, mientras que en Nueva York la mayoría de las acciones argentinas cotizan a la baja.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here