El hecho ocurrió en la avenida Ramos Mejía al 1.400. Fueron alcanzados por los disparos el propio delincuente, dos policías y un testigo que caminaba por la zona.

 

 

La mañana de las inmediaciones de la estación de Retiro, en plena Ciudad de Buenos Aires, se vistió de terror, luego de que un hombre le robara un arma reglamentaria a un policía de la Ciudad y se iniciara un enfrentamiento a tiros con otro efectivo a plena luz del día y con decenas de personas en el lugar.

 

El resultado fue de cuatro personas heridas: el propio delincuente, dos agentes de la Policía de la Ciudad y un joven que transitaba por el lugar.

 

El hecho ocurrió cerca de las 8 de la mañana en la avenida Ramos Mejía al 1.400. En circunstancias que todavía se desconocen, el sujeto le sustrajo la pistola reglamentaria a un efectivo que brindaba servicio de consigna en la zona.

 

Al comenzar el incidente, el agente dio aviso a sus compañeros de la fuerza: uno de ellos hizo presente en la escena de inmediato.

 

Fue entonces, cuando se inició un breve tiroteo entre el atacante y el efectivo que había aparecido como apoyo. Ambos terminaron heridos.

 

Según le confirmaron a Infobae fuentes cercanas a la investigación, el policía que había aparecido para apoyar a su compañero desarmado recibió un disparo en un tobillo.

 

En tanto, el delincuente también fue alcanzado por un proyectil en el abdomen. Todavía se desconoce cuál es su estado de salud en este momento.

 

Además, otra agente que había acudido al lugar fue impactada por una bala en su mano derecha y un hombre que nada tuvo que ver con el problema sufrió el rozamiento de un proyectil en el cuerpo.

 

El testigo herido y el delincuente, bajo custodia policial, fueron derivados al hospital Juan Fernández. Mientra tanto, los dos efectivos que fueron alcanzados por las balas fueron trasladados fuera de peligro al hospital Churruca.

 

De acuerdo a testimonios de los policías del lugar al canal de noticias TN, el atacante es un indigente que merodeó en la zona durante toda la última semana. Incluso, las primeras versiones indicaron que el mismo domingo, esa persona fue aprehendida y derivada a un destacamento policial después de ocasionar disturbios en la calle. Quedó liberado a las pocas horas.

 

Efectivos de la zona advirtieron que el hombre insultaba constantemente a los integrantes de las fuerzas y a los ciudadanos que paseaban por la zona. Todos coinciden que se trata de un hombre que no se encontraba en sus cabales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here