Los trabajos se llevaron a cabo en todo el territorio de la provincia. Los agentes policiales realizaron diversas intervenciones para mitigar el virus.

En el marco del Plan de Desescalada, la Policía del Chaco formó grupos especiales con el fin de evitar la propagación del coronavirus y generar conciencia en la población. Por ello, desde el 1 de agosto hasta el 8 del corriente mes, intervino en un total de 492 reuniones clandestinas, fiestas y eventos deportivos, entre otros.  Además, 5.245 ciudadanos fueron notificados de la supuesta infracción de los artículos 205 y 239 del Código Penal y de los decretos de necesidad y urgencia por motivos de la pandemia.

Según informa la Policía chaqueña, en el área Metropolitana la policía suspendió 221 fiestas clandestinas, 7 eventos deportivos, en consecuencia 3.723 personas fueron notificadas de las infracciones. En cuanto al interior de la provincia, interrumpieron en 259 fiestas, 5 eventos deportivos y 1.522 ciudadanos fueron notificados de la infracción.

Fuente: Policía del Chaco

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here