Luego de mantener una reunión con el Consejo Provincial de Desescalada, el gobernador de Chaco Jorge Capitanich adelantó en la noche del lunes una serie de recomendaciones hechas por lo integrantes, entre las que resaltan la negativa a la realización de recepciones de fin de año y el establecimiento de multas para quienes no usen tapaboca.

A través de un hilo en Twitter, Capitanich detalló que una de las recomendaciones es “que no se realicen las recepciones de fin de año por el riesgo de contagio que esto implica”, mientras que también plantearon “establecer un protocolo de seguridad para eventos y fiestas de fin de año que logre mitigar la propagación del virus”.

A su vez, aconsejaron “instar a la Cámara de Diputados a la fijación de multas por el incumplimiento de uso de barbijos y demás regulaciones establecidas en los protocolos sanitarios”. Esta postura se alinea a la esgrimida por el Comité de Evaluación, Monitoreo y Seguimiento de la Emergencia Sanitaria durante una reunión previa con el gobernador, luego de la cual el mandatario explicó que estos le recomendaron “la divulgación de la obligatoriedad del uso de barbijos con la implementación por vía legal de multas por incumplimiento para minimizar riesgos de contagio” ya que argumentó que “se han relajado ciertas normas como uso de barbijos, medidas de higiene y distanciamiento”.

Por su parte, desde el Consejo también ratificaron “mantener alerta sanitaria ante crecimiento del número de contagios”, y remarcaron que se debe “promover un efectivo control de los protocolos sanitarios en horarios nocturnos y diurnos en donde se registra la mayor aglomeración de personas”.

Otro de los consejos solicita “difundir el peligro de contagio que significa el incumplimiento de las medidas de seguridad, como el uso de barbijos y el distanciamiento social, al estar en contacto estrecho con una persona con Covid-19″.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here