Unas 600 personas de diversas agrupaciones sociales se manifestaron violentamente en el centro de Resistencia. La Policía secuestró varios trozos de plomo, piedras y canicas que fueran utilizadas en contra del accionar de la fuerza. Rompieron vehículos y destrozaron vidrieras de comercios.

Luego de los violentos incidentes ocurridos esta mañana en inmediaciones de la plaza 25 de Mayo de la capital provincial, el Ministerio de Gobierno y Trabajo informó lesiones de distinta consideración en seis efectivos policiales y nueve personas detenidas; además del secuestro de varios trozos de plomo, piedras y canicas que fueran utilizadas en contra del accionar policial.

En la mañana de este jueves, un grupo de 600 personas aproximadamente se manifestaba en el centro de Resistencia, oportunidad en la que fueron notificados del mandato legal número 42 del Juzgado de Garantías 1 (a cargo de la doctora María de las Mercedes Pereyra) y demás legislaciones vigentes. Tras esta situación y sin mediar palabras, en la esquina de Marcelo T. de Alvear y Mitre, los manifestantes comenzaron a arrojar balines de plomo con gomeras, pirotecnia que apuntaba al personal policial y piedras de las baldosas que fueron rompiendo en el camino. Además, del personal policial lesionado, trabajadores de prensa también fueron agredidos.

Desde la cartera de Gobierno se asegura que hubo una “intención manifiesta” de ir a agredir al personal policial y no de manifestarse; todo encabezado por los dirigentes sociales Federico y Romina Palacios, y Carlos Barraza. Esta agresión violenta fue repelida en forma inmediata por personal policial que se encontraba en actitud pasiva frente a Casa de Gobierno y que se vio obligado a intervenir a partir de las agresiones recibidas por parte de los integrantes de los movimientos sociales que fueron identificados como MTH, Mujeres al Frente, Emerenciano, MTE, MTD 17 de Julio y La Nueva Generación.

Asimismo, se dio intervención al subsecretario de Abordaje Territorial, Gustavo Olivello, quien dispuso que se proceda conforme lo determinan los instrumentos legales citados. Por ello se estableció un cordón policial con los grupos especializados y convencionales a fin de evitar cortes de tránsito y otras acciones que interrumpan el orden público; momento en el cual los manifestantes arremetieron contra los efectivos policiales razón por la cual se hizo uso de la fuerza pública bajo los principios legales pertinente.

“NO VAMOS A LIBERARLE LAS CALLES A LOS VIOLENTOS”

“No se puede librar las calles a violentos. No podemos dejar que violentos tomen de rehenes a la ciudad de Resistencia”, aseguró el ministro de Gobierno, Juan Manuel Chapo. Tras recordar que los manifestantes rompieron a su paso, vehículos y vidrieras de comercios, ratificó que el Estado “va a garantizar el orden público en Resistencia y en la provincia, con el cumplimiento irrestricto de la ley”. “No podemos ni debemos permitir que la violencia se apodere de las calles de nuestra provincia”, concluyó.

Se dio intervención a la Fiscalía de Investigación Penal 2. “Todas las actuaciones se encuentran en la Fiscalía, porque estos hechos no pueden quedar impunes. Es necesario que el ciudadano de la provincia del Chaco no se quede con la sensación de impunidad ante situaciones como estas”, cerró el funcionario provincial.

MEDIDA JUDICIAL VIGENTE 

La Resolución judicial de la doctora María de las Mercedes Pereyra (Juzgado de Garantías 1) que continúa vigente restringe la circulación de personas en el macrocentro de la ciudad de Resistencia,  a los siguientes barrios : 1.- Villa Universidad, 2.- Villa del Oeste, 3.- Villa Encarnación de Jesús, 4.- Villa San Miguel, 5.- Villa Marín, 6.- Villa Central Norte, 7.- Villa San Martín, 8.- Villa Don Enrique, y 9.- Villa Mariano Moreno, a fin de evitar y/o minimizar la circulación del virus COVID-19, y proteger la salud y la vida de quienes eventualmente puedan contraerlo, hasta que se dicte una resolución definitiva en la acción de Amparo, que tramita simultáneamente con la presente causa.

A través de la misma medida judicial se mantiene vigente la restricción de circulación de personas en el macrocentro de la ciudad de Resistencia,  comprendido en el cuadrante formado por las avenidas Laprida, Lavalle, Avalos, Hernandarias, Alvear, Castelli, Las Heras y Vélez Sarsfield, a fin de evitar y/o minimizar la circulación del virus COVID-19, y proteger la salud y la vida de quienes eventualmente puedan contraerlo, hasta que se dicte una resolución definitiva en la acción de Amparo, que tramita simultáneamente con la presente causa.

Del mismo modo, impone la prohibición de aglomeración y permanencia de más de cinco personas, dentro del perímetro de dicho cuadrante, a cielo abierto, como ser espacios verdes de acceso público, plazas, veredas y calles, conforme los fundamentos expresados en los considerandos. También da intervención a  la Policía de la provincia del Chaco, a los fines de la ejecución y monitoreo de estas disposiciones, a través de la Subsecretaria de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial; como así también faculta al jefe de la Policía del Chaco, comisario general Ariel Acuña, a disponer  la distribución del personal policial que deberá cumplir dichas funciones. En caso de inobservancia de la medida dispuesta, intervendrá directamente la Subsecretaría de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial, quien dispondrá las medidas que considere apropiadas, con comunicación a la Fiscalía que corresponda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here