Con la intención de bajar los niveles de siniestralidad vehicular y hacer respetar las normas viales, inspectores de la Dirección de Tránsito dependiente de Secretaría de Gobierno y la Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Ciudadana,  volvieron a implementar múltiples controles de alcoholemia móvil.
El sábado  por la madrugada se detectaron 10 autos y 4 motos con alcoholemia positiva. Mientras que este domingo, otros 7 vehículos no aprobaron el examen de rigor. En total 17  autos y 4 motos fueron derivados al depósito municipal.

Los responsables de esta área municipal aseguraron que mediante un gran despliegue y controles simultáneos en diferentes puntos de la ciudad, se apunta a la seguridad vial atacando directamente sobre las conductas desaprensivas de algunos conductores alcoholizados quienes realizan maniobras peligrosas.

En cuanto a las sanciones, el Código de Tránsito  establece como límite máximo tolerado de alcohol en sangre, 0.5 gr/l para vehículos particulares. Por otra parte, los motociclistas no deben superar 0.2 gr/l. Por su parte, los conductores con registro profesional (taxis, colectivos o camiones, etc.) y principiantes tienen tolerancia cero.

En caso de arrojar positivo en un control, al conductor se le labra una contravención, se retiene la licencia (se le otorga una provisoria por 30 días corridos) y se retiene  el vehículo, que es remitido a la playa de infractores. El conductor no puede ceder el volante a un acompañante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here