La Ciudad de Resistencia a través de Secretaría de Gobierno y las Subsecretarías de Tránsito y Transporte, llevó a cabo un amplio dispositivo de alcoholemia móvil durante el 25 y 26 de diciembre, con un total de 6 autos retenidos. Además se procedió al desalojo de una fiesta clandestina y la clausura de un local comercial.
TRÁNSITO
Desde las primeras horas de la madrugada navideña, inspectores de Tránsito recorrieron diferentes puntos de la ciudad, despejando espacios públicos y privados para evitar aglomeración de personas y de esta manera desalentar el alcohol al volante.
Un total de seis (6) autos terminaron en el depósito municipal por marcar positivo en el test de alcoholemia. La mayoría de los conductores dejaron un promedio de 0,75 y 1 gramo de alcohol por litro de sangre.
RUIDOS MOLESTOS
El viernes por la madrugada, personal de la dirección de control acústico ambiental junto a la policía del chaco, atendieron una denuncia en el barrio las palmeras al 3200, donde se constató que se realizaba una fiesta clandestina con aproximadamente 200 personas.
En este sentido se precedió a suspender el evento y confeccionar un acta contravencional por trascendencia de sonido arrojando una medición no autorizada por el municipio local.
Mientras que este sábado fue sancionado nuevamente el bar BOSS ubicado en calle don Bosco, con el desalojo de los participantes por parte de la policía del chaco.
INSPECCIÓN GENERAL
Por último, el viernes por la tarde agente de inspección general, pudieron identificar un local comercial, rubro venta de bebidas alcohólicas, sin habilitación municipal. Se confeccionaron actas por no contar con control de plaga y fumigación y se procedió a la clausura preventiva del local.
Desde la comuna indicaron que la Nochebuena y el amanecer de la Navidad fueron tranquilos, pudiendo finalizar los dispositivos de control de las distintas áreas municipales sin violencia y con total normalidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here