La ciudad de Resistencia continua con los controles de nocturnidad específicamente en reuniones masivas, fiestas clandestinas, cierre de locales gastronómicos y kioscos.
En esta ocasión, se multó al local de comidas “Nebraska” ubicado en Av. Laprida 88; en cantero central había un equipo de disc-jockey con luces.
Otro episodio similar sucedió en el bar “Mosto” ubicado en Donovan 77, con equipos de sonido y banda en vivo en la vereda del local. Luego de recibir denuncias por parte de los vecinos, ambos bares fueron multados por la trascendencia de sonido.
El Subsecretario Matías Breard recordó que los dispositivos de control, continuarán esta madrugada junto a la policía del Chaco y las diferentes áreas de inspección municipal.
“Vamos a desplegar un amplio operativo para evitar aglomeración de personas, fiestas y otros eventos fuera de los horarios permitidos y además vamos a continuar con los controles de alcoholemia para evitar cualquier conducta desaprensiva al volante”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here