La Ciudad de Resistencia concretó este fin de semana, dispositivos de control de alcoholemia, verificando documentación y  elementos de seguridad.

Los agentes pertenecientes a la Subsecretaría de Tránsito y Transporte, realizaron un amplio operativo móvil con la remoción de dieciséis (16) vehículos al depósito municipal. Además, se atendieron denuncias por ruidos molestos en diferentes puntos de la ciudad.

Los controles comenzaron este sábado por la madrugada, con la presencia de el  Subsecretario de tránsito, Matías Breard, el de Transporte, Luis Cabrera, y el de Control y Fiscalización, Gustavo Amann.

Breard explicó que, “las inspecciones están vinculadas a los controles de alcoholemia, cantidad de personas que se encuentran en los espacios habilitados, aglomeración de gente luego del horario establecido, ruidos molestos y fiestas clandestinas”.

En una misma sintonía, el subsecretario de transporte, Luis Cabrera, indicó que “se hizo un amplio despliegue con intervenciones de las direcciones de Inspección General, Bromatología, y de la policía del Chaco, tuvimos puestos fijos que realizaron el test de alcoholemia y puntos móviles que se encargaban de verificar documentación y elementos de seguridad”.

El sábado, un total de 12 autos fueron sancionados porque sus conductores dieron positivo en el test de alcoholemia; mientras que este domingo otros 4 automovilistas,no pudieron aprobar el examen de rigor.

NOCTURNIDAD

Personal de Ruidos Molestos, junto a Inspección General y Bromatología, hicieron lo propio en sus diferentes recorridos, atendiendo denuncias de los vecinos y realizando actas de constatación en domicilios que fueron denunciados por eventos sin habilitación.

En el transcurso del fin de semana, fueron atendidas 15 denuncias, de las cuales 4 eventos fueron suspendidos y multados por ruidos molestos, por exceder el horario permitido y la capacidad de personas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here