Este domingo a la mañana, efectivos de la Policía Caminera detuvieron a un automovilista de 26 años, quien esquivó el control e intentó huir a gran velocidad. Dio positivo al control de alcoholemia.

Alrededor de las 7.50, los operadores viales realizaban un control de alcoholemia sobre la ruta nacional 11 kilómetro 1008. Allí, vieron que un automóvil Volkswagen Polo, venía en sentido descendente. Cuando el conductor notó el control, de forma brusca, giró en sentido contrario y huyó a gran velocidad.

Sin dudar, comenzaron a seguirlo hasta que ingresó al barrio Don Santiago, donde realizó peligrosas maniobras, para perder de vista a los uniformados.

Con actitud verdaderamente hostil, salió nuevamente a la ruta 11 y siguió hasta ingresar a la localidad de Margarita Belén. Lejos de detenerse, salió otra vez a la ruta mencionada, mientras era seguido de cerca y con precaución, por los agentes.

Sin perderlo de vista y luego de realizar una maniobra profesional, lo interceptaron en el kilómetro 1030, sobre la ruta 11.

ALCOHOLEMIA POSITIVA

Tras identificar al chofer y a una joven de 24 que lo acompañaba, fue sometido al test de alcoholemia, que dio positivo. Superó ampliamente lo permitido, dando como resultado 1,99 g/l de alcohol en sangre.

En el lugar se realizó un dispositivo para regular el tránsito. Luego, secuestraron el rodado que fue llevado a la Comisaría Décima, junto al joven aprehendido. La magistratura actuante inició las actuaciones de rigor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here