Con el objetivo de continuar trabajando para lograr una Ciudad con desarrollo sostenible y planificado, Gustavo presentó el proyecto de un nuevo mapa de usos de suelo y distritos que propone estrategias para hacer frente a las demandas y requerimientos en la medida en que la población aumente. La propuesta, que será presentada ante el Concejo Municipal para su aprobación, divide a Resistencia en seis zonas diferenciadas geográficamente: zona norte, zona de las autovías de las rutas nacionales 11 y 16, zona del valle del río Negro, zona macrocentro ampliada, zona sur y zona de la reserva Ex Campo de Tiro.

Por medio de esta herramienta enmarcada en el plan Ciudad en Desarrollo, que luego dará lugar a la redacción y discusión de un nuevo Código de Planeamiento Urbano y posterior Reglamento General de Construcciones, se establecerá una planificación que generará espacios pensados con un esquema de usos mixtos que faciliten esa diversidad y, además, generen más intensidad del uso del suelo en las zonas que se quieren densificar.

También participaron de la presentación el secretario de Planificación, Infraestructura y Ambiente, Guillermo Monzón; así como las subsecretarias Otilia Aguirre de Ordenamiento Territorial; Vanesa Turletti de Control y Fiscalización de Obras Privadas; y el presidente de la Cámara de Desarrolladores Urbanos del Nordeste, Rubén Sinat.

Durante su discurso, Gustavo resaltó que a pesar del difícil momento que vive la humanidad en la actualidad con el aumento de contagios de coronavirus, es necesario continuar trabajando para avanzar con una transformación de la Ciudad que requiere de una actualización de distintos aspectos jurídicos necesarios para lograr un desarrollo integral y sostenible de Resistencia. “El ordenamiento y la planificación buscan lograr el crecimiento integral de una sociedad y un pueblo, con gestiones municipales que lleven adelante obras necesarias y reglas claras para la inversión, siempre con el objetivo principal que es lograr mejorar la calidad de vida para vecinos y vecinas”, aseveró.

Explicó que una de las falencias que tuvo la Ciudad en las últimas décadas fue no avanzar en una actualización del marco legal que permita este desarrollo urbano planificado y sostenible. “Esto se ha ido solucionando con medidas paliativas por medio de ordenanzas municipales sin planificación y sin orden, por lo que este aporte que realizamos se convertirá en una base para unificar la planificación para los próximos 40 años”, expresó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here