La defensa de, Leandro Fioravanti y Sebastián Quintanase, describieron el avance de la investigación penal preparatoria. Sugirieron que el disparo que terminó con la vida de Josué Lago fue “por rebote” y apoyan su postura en un informe forense. La familia del policía Vicuña se encadenó frente a la Fiscalía de Derechos Humanos en Sáenz Peña pidiendo su libertad.

Los abogados Defensores en esta causa, detallaron cuáles fueron los resultados de pericias que se incorporaron a la instancia penal preparatoria. “La autopsia se incorporó hace algunos días y hay dos datos relevantes, uno es la causa de muerte que es que la persona recibió un impacto de bala y eso le causó la muerte. El segundo dato de relevancia es que refleja el informe de la autopsia sobre la trayectoria del disparo que impactó en Lago.”, señaló el Dr Sebastián Quintana.

 

La pericia -según precisó el letrado- establece que la trayectoria de la bala fue de “abajo hacia arriba” lo que implicaría que el disparo no fue directo sino por rebote. “Ha habido un testigo que manifestó que había tres personas que estaban atacando con armas caseras, conocidas como tumberas, y estas tres personas son las que comienzan a disparar a los policías.”, explicó el Dr Quintana al detallar cómo habrían comenzado los disparos entre los manifestantes y la fuerza policial.

 

Para la Defensa, a raíz de esta declaración de un testigo, se estima que ese disparo que recibió Josue Lago “se condice con mucha más proximidad con un disparo de un arma tumbera por la posición en que se utiliza este tipo de armas”.

 

“Las pruebas que se han producida aquí han sido impulsadas por la Fiscalía, no por la Defensa, entonces eso toma mucho más vigor aún porque los propios testigos y las propias pericias que la parte acusadora ha instado, son las que nos terminaron llevando a la conclusión que nosotros sostuvimos desde el inicio, obviamente con la desincriminación de Viñuela”, aclaró el abogado Defensor.

Diario 21.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here